La Quiebra es el procedimiento para la liquidación de bienes de un deudor, la realiza quien ha perdido o carece de la solvencia económica suficiente para cubrir la totalidad de las deudas que asumió.

Mediante la verificación de crédito se determina quienes son los acreedores por causa o título anterior a la presentación en concurso del deudor, cual es el monto de sus créditos, sus causas y privilegios, la relación de cada uno de ellos respecto del concursado.

Tanto en el concurso preventivo como en la quiebra interviene un Administrador Judicial designado por sorteo por el Juzgado.

El Administrador Concursal o Judicial se encarga de esclarecer la situación económica financiera del concursado, verifica la legitimidad de los créditos, analizando la procedencia y exactitud del cálculo, administra a la persona concursada, emite informes generales e individuales, administra los bienes desapoderados, entre otros.