Se debe realizar el pago del Impuesto de Sucesiones patrimoniales en las herencias en los 6 meses posteriores al fallecimiento, con una sola prórroga del Impuesto de Sucesiones antes de los cinco meses o se recibirá una sanción por demora con cargo al patrimonio de la herencia.