• Los despidos pueden ser con o sin justas causa.
  • En el caso de Despido con Justa causa, deben existir inobservancias por parte del empleador de tal magnitud y gravedad que imposibiliten la continuidad laboral.
  • El empleador se encuentra obligado a notificar fehacientemente al trabajador la causa y asimismo, deberá probar que dicha causa justifica el despido.
  • En este caso el empleador no deberá pagar indemnización al trabajador, solamente abonará la liquidación final y entregará los certificados de trabajo pertinentes.
  • El otro supuesto es el despido sin justa causa o despido improcedente. En este caso la desvinculación se produce por decisión unilateral del empleador. El trabajador debe ser notificado del despido de modo fehaciente mediante carta documento o Carta de Despido.
  • El despido sin justa causa da derecho al trabajador a recibir la indemnización correspondiente.
  • La indemnización por despido es una suma de dinero que el empleador debe pagar a su empleado en caso de despido injustificado.
  • Para calcular la indemnización laboral es necesario el análisis de cada caso en particular según la indemnización por antigüedad.
  • Puede darse una mayor indemnización en despidos a causa del matrimonio, maternidad e incluso daño moral que se le ocasiona a un trabajador al cual se le acusa injustamente de un delito.